por | Jun 11, 2019 | Vida de Iglesia | 0 Comentarios

Nehemías IV: La oposición

Antes de hablar de la oposición, Daniel Perera nos invitaba a recordar: Recuerda que Nehemías esta delante del rey después de escuchar lo que había pasado en Jerusalén, sin muros, sin templo, sin rey, y sin temor de Dios.

Recuerda que el estuvo muy triste, tanto que no puede esconderlo delante del rey. El rey le deja que pida lo que quiera; y el quería salir de su trabajo para ir a reconstruir los muros y la ciudad de Jerusalén. Le pide una carta de permiso para que los gobernadores de los lados del río no le impidieran trabajar, y el rey envía también el ejército, y también el rey les da madera, una madera que sólo el rey podía dar.

Lo maravilloso de todo es que este rey, Artajerjes, del Imperio Babilónico, le concede cada una de las cosas que él estaba pidiendo. Cada una de ellas.

La razón por la que suceden todas estas maravillas era porque la mano de Dios había sido buena sobre él. Dios le estaba usando a él como un instrumento de su poder. La mano de Dios en las escrituras representa el poder de Dios. Representa que Él es más poderoso y Nehemías llega también a esta conclusión.

Si oras para que Dios se mueva entonces planea porque Dios se va a mover. Esa es la conclusión de Nehemías.

De repente todo cambia

Pero, a veces las cosas van bien y entonces Nehemías encuentra oposición, y eso nos pasa a nosotros todo nos va bien y de repente todo se tuerce, algo se desvanece, se pierde de tus manos, viene una oposición, entonces tu mundo se cae, algo sucede que lo estropea todo.

El Salmo 30.6 dice “en mi prosperidad dije yo; no seré jamás conmovido”. El salmista expresa esa sensación de: me siento intocable, no hay nada que me pueda parar. Pero dos versículos después dice: “a ti oh YHVH clamaré, a ti oh Señor suplicaré”.

El salmo habla tal cual es la vida, habla de que la vida va bien, y de repente todo cambia, y te sientes expuesto y le pides al Señor que cambie eso otra vez.

¿Que haces tu cuando la oportunidad en tu vida de ser bendecido, se vuelve oposición?

Los que son como Sanbalat

El capítulo 3 comienza explicando que el Sumo sacerdote comenzó a reconstruir el país; así que están saliendo adelante, hay victoria, se edifica, se construyen, se levantan. Este capítulo habla de que todos están reconstruyendo el país, todos están haciendo el trabajo, todos están siendo bendecidos con esta oportunidad. Cuando esto sucede veremos como también viene la oposición.

Porque en el capítulo 4, versículo 1 vemos que una persona al ver que todo esto estaba sucediendo se enfada, se enfurece, y hace escarnio. Aparece la oposición, Sanbalat.

¿Por qué está gente es tan importante? ¿Que representa?

Sanbalat representa la gente que está en contra de que el reino de Dios avance.  Sanbalat y más gente intenta que pare, que te veas estancado y arruinado, que sientas que tengas que tirar la toalla.

Pero ser cristiano según Filipenses 2, es mirar por el bien de otros, no sólo por ti. ¿Como puedo ser de beneficio para mis padres para mis hijos? ¿Como puedo beneficiar a otras personas para que el reino avance? ¿Como puedo beneficiar a otras personas para que ellos tengan éxito en el Señor? Estas preguntas representan a los cristianos.

¿Como puedo ser de beneficio para mis padres para mis hijos? ¿Como puedo beneficiar a otras personas para que el reino avance? ¿Como puedo beneficiar a otras personas para que ellos tengan éxito en el Señor?

El patrón de Nehemías

En Nehemias 4.2-3, Tobías hace un comentario perspicaz. Los judíos tenían temor, es cierto que Israel no está unido. Iban a utilizar materiales que no se sostenían, materiaes que habían sido destruidos. Y no iban a poder adorar en el templo como habían hecho anteriormente.

¿Que harías tú? Que vas a hacer en tu oposición que estás enfrentando? El capitulo 4.4-5 dice que Nehemías ora. El patrón de Nehemías es orar, orar a Dios, acudir a Dios, expresar sus sentimientos. Es el único que le puede dar la dirección que necesita.

Y la oración que hace Nehemías es una oración imprecatoria, porque le pide a Dios que se vengue, que haga justicia por todo lo que estaban ellos sufriendo. Nehemías quería que estas personas sufrieran todo lo que ellos estaban sufriendo.

Y la pregunta es: ¿Esto está permitido en la biblia? ¿Que quieren comunicar estas cosas? Puede que la respuesta sea compleja, pero lo que sí es beneficioso en esta oración y lo que quiere comunicar el autor es que nosotros veamos el corazón de Nehemias, que veamos donde está y de parte de quien se pone. El quiere que el reino avance y que se cumplan las promesas en Israel. Nehemías está con Dios, aliándose con Dios, poniéndose del lado de Dios. Él sabe que en la vida hay oposición, pero quería estar con ese Dios, y sabía que ese Dios estaría de su lado, Le había visto actuar con el rey.

Nehemías está con Dios, aliándose con Dios, poniéndose del lado de Dios. Él sabe que en la vida hay oposición, pero quería estar con ese Dios, y sabía que ese Dios estaría de su lado.

Vale la pena preguntarnos ¿Quiénes son los enemigos del reino de Dios hoy?

Ahora nuestros enemigos son espirituales, fuerzas que nosotros no podemos ver, el enemigo no quiere que no seas transformados, que no crezcas. El enemigo quiere que te paralice cuando venga la oposición.

El ciclo O.O.O.A.

Nehemías 4.6 refleja que Dios gana, a pesar de toda la oposición, a pesar de todas las dificultades terminaron construyendo el muro. ¿Por qué fueron tan eficientes? Porque el pueblo tuvo ánimo, el pueblo estaba motivado porque está motivación venia de Dios.

Necesitamos ver qué oposición tenemos hoy, y ser movidos, dar pasos de fe sabiendo que Dios va a seguir actuando así.

Y como seguían estando del lado de Dios hay una ola más intensa de oposición mayor que todo lo que había ocurrido hasta ahora: (Nehemías 4.7) al ver que ellos se estaban protegiendo, que los muros se levantaban, se encolerizaron, las naciones alrededor de Israel se están levantando y rodeando a este pueblo. (lee Salmo 2.1-3)

Una y otra vez vemos naciones que no quieren que el pueblo de Dios avance. Pero Dios usa a su pueblo, para que el reino avance.

Hoy, Dios quiere empezar contigo, con tu corazón y que esto afecte al Reino, quiere que tú seas parte de la construcción del muro. ¿Que van a hacer si escuchas amenazas de muerte? Ellos oraron. Y con ello se puso de manifiesto el ciclo que camina constantemente en nuestro día a día: Oportunidad, Oposición, Oración, Acción.

Y a veces puedes estar cansado, de este ciclo, ¿no te desanimas? A veces, tienes ganas de tirar la toalla. Incluso a veces la oposición va en aumento, no era solo enfado, era odio, querían matarles, se convirtió en mucho más. Los judíos están cansados de este ciclo, se están desgastando y desanimando. Entonces crece un desánimo interno que se manifiesta en un desánimo externo. Estaban acorralados, limitados, intentando reconstruir, no eran profesionales, sino que ponían lo que tenían, todo parecía estar en su contra.

Así que Nehemías puso al pueblo por familias, con sus armas. Nehemías les pone a defenderse. No se van a entregar porque si, porque a pesar de todo, estaban en el lado de Dios, y al final Dios gana.

Hoy, Dios quiere empezar contigo, con tu corazón y que esto afecte al Reino, quiere que tú seas parte de la construcción del muro. ¿Que van a hacer si escuchas amenazas de muerte? Ellos oraron.

No temas, acuérdate de Dios, Pelea

Estas tres ideas son para nosotros hoy también, independientemente de la oposición que estemos enfrentando.

El temor es una emoción que a veces no nos deja actuar. Nehemías esta diciendo que el temor no debe ser lo que te domina y lo que te guía. Si no crees a Dios, estas creyendo al enemigo. Si el enemigo no puede arrebatar nuestra salvación es porque es un regalo. Entonces lo que quiere hacer es cambiar nuestra mentalidad, que no vivamos en fe, sino que vivamos en temor, es la forma en la que quiere que vivamos.

Dios es grande, pero uno de los problemas de pensar que Dios es grande, es que lo usamos tanto que olvidamos el verdadero significado. Grande significa bíblicamente, entre otras cosas, que el es quien tiene la solución para cada situación en todo lo que sucede. Pero Nehemias quiere llevar a estos otros judíos a pensar ¡Que grande es Dios! Y necesitamos creerlo cada día. ¿Sabes que no hay nada en tu vida tan grande que Dios no pueda solucionar? Dios lo ha demostrado en las escrituras, en la historia y en tu vida; que Él es quien obra, y quien soluciona, y quien inspira. En realidad parece que nosotros no valoramos lo suficiente nuestra salvación. Nuestra salvación esta infravalorada y como esto es así, pensamos que Dios no va a poder interceder en lo que necesitamos.

Efesios 2.1-6 nos dice que estábamos muertos, que eramos extraños, y eramos enemigos pro que ahora estamos vivo, somos pueblo y amados por Dios. Si Dios venció lo más importante y relevante, entonces cualquier otra cosa es insignificante en nuestra vida.

Otra de las cosas que dice Nehemías es: “luchad por vuestras familias”, y esto lo llevó a la práctica poniéndolos a trabajar juntos: Ninguno de nosotros somos islas, nosotros pertenecemos a una familia. Cuando nosotros elegimos no pecar, somos también bendición, cuando decides no pecar, estas luchando con tu familia. Estas conectado con la iglesia.

La gracia de Dios viene tras gracia. Según tu estas viviendo con el Señor, estás siendo de bendición entre nosotros. Lucha para guiar a otros tras Jesús. Pelea por tu familia, di no al pecado, huye del pecado, porque esto no nos beneficia.

La oposición que hay o que habrá, es una oportunidad para vivir en fe.

No temas, vive en fe, recuerda lo que ha hecho por ti, y lucha. Si luchas entonces hay carrera.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
Abrir chat