ilacuesta

EL PODER DEL CARBÓN

Pero la Biblia lo dice claramente. No dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca.   Hebreos 10:25 (NTV).

En estos tiempos no tienes que ir a la iglesia a observar un servicio de adoración. Te puedes quedar en casa y verlo en línea. Te puedes quedar en pijamas, y preparar un desayuno.

No dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca. Hebreos 10:25 (NTV)

Y este es el por qué necesitas una iglesia como familia. Este es el por qué necesitamos reunirnos como un grupo de creyentes para que podamos vivir la vida juntos mientras seguimos a Jesús.

Sin una congregación, te desviarás cuando sea difícil confiar en Cristo. Puedo ver mi pasado y ver tiempos cuando, si me hubiera perdido un servicio de adoración específico, mi vida hubiera tomado un rumbo diferente. Y he pensado, “¿Qué tal si me hubiera perdido ese servicio? ¿Qué tal si me hubiera quedado dormido ese día?” hubiera perdido algo que cambió la dirección del resto de mi vida. Así que, si las puertas de la iglesia están abiertas, quiero estar dentro.

Una iglesia es como un tipo de brasa o fogata. En una brasa o fogata tienes todos esos carbones al rojo vivo. Si sacas un solo carbón y lo pones aparte, se enfriará en cuestión de minutos. El fuego se acaba, y el carbón se pone negro. Pero si tomas un carbón que ha perdido su fuego y lo regresas al fuego, se vuelve a encender. Ese es el poder de la relación entre hermanos y del compañerismo.

Ahora, yo sé que hay tiempos cuando no puedes estar en la iglesia, por lo que actualmente vivimos como humanidad y lo del covid 19. Y podemos estar agradecidos que hay formas en los que nos podemos conectar, tales como ver un servicio de adoración en línea o escuchar un pódcast. Puedes estar muy enfermo y eso te impide venir a la iglesia, o puedes tener tiempos cuando vives a cientos de kilómetros de la iglesia más cercana, en estos casos, sigue siendo importante mantenerte conectado como mejor puedas con otros creyentes, quienes te pueden ayudar a permanecer animado y fiel. Y es importante para las personas dentro de nuestras congregaciones alcanzar a individuos que están pasando por dificultades para poder llegar a la iglesia cada semana.

Jesús nos dice en Mateo 18:20. Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. (DHH).

Continuemos orando y apoyándonos unos a otros, y  preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. Hebreos 10:24 (NVI).

Llevamos como familia casi 8 años en el evangelio y en nuestros más de 14 años de casados, nadie nos ha animado y ayudado más que la iglesia y hermanos en la fe, es la iglesia y los hermanos de la fe que Dios usa para bendecirnos y mostrar Su Amor, esto es lo que nos diferencia del mundo.

Puedes reflexionar sobre esto:

1. ¿Cómo te ha ayudado el apoyo de una iglesia a mantenerte fiel y animado?

2. ¿Qué estás haciendo para reunirte con otros creyentes?

3. Haz memoria, y mira cuantas veces Dios te ha bendecido a través de Su iglesia y tus hermanos.

No se dejen engañar: Las malas compañías corrompen las buenas costumbres. 1 Corintios 15:33 (NVI)

Primero vamos a ponernos de acuerdo que Dios quiere que tengas amistades que no sean cristianas. Dios quiere que ames a todos, muestres bondad para todos y seas capaz de ayudar a todos. Si no tienes amigos que no sean cristianos, no estarás cerca de alguien que necesite escuchar las Buenas Nuevas, tengo dos grandes buenos amigos a los que amo y sé que me aman de corazón, y no son creyentes, “aun”.

Pero tus mejores amigos deben ser cristianos. Deben ser creyentes fuertes, firmes, visionarios y sobre todos discípulos que amen.

Siempre es más fácil desanimar a las personas que animarlas. Es por eso que debes asegurarte que las personas con las que más pasas tiempo te lleven en la dirección correcta. Deben estar edificándote en vez de derrumbarte.

¿Dónde quieres estar en 3 años? O ¿en 5 años? O ¿quizás en 10 años? ¿Qué tipo de persona quieres ser? Háblame de las personas con las que pasas tú tiempo y de lo que estás leyendo. Estos dos factores determinarán tu futuro.

Estas preguntas se las hice a mi hijo de 12 años justamente al salir de una reunión de niños y adolescentes de una iglesia. Le llevo a reflexionar quien estaba influyendo en su vida, que estaba haciendo para ser un buen niño, y que estaba leyendo, esto lo uso El Señor para quebrantar su corazón y entre llantos me pregunto cómo podía aceptar a JESUCRISTO. Y después de 7 años asistiendo a la iglesia acepto a Cristo, venia de una comunión entre niños y adolescentes Cristo céntricos, esto fue de gran influencia.

La Biblia nos enseña que:

  No se dejen engañar: ‘Las malas compañías corrompen las buenas costumbres.  1 Corintios 15:33 (NVI).

Tus amistades son demasiado importantes para escogerlas al azar. Debes ser intencional. Es por eso que necesitas un grupo de la iglesia fuera de la iglesia. Conoce a las personas de la iglesia. Construye relaciones. Únete a un grupo de discipulado, un grupo de hogar, un grupo de matrimonio, un grupo de mujeres o de hombres, un grupo de niño o adolescentes, grupo de jóvenes. Si aun no has hecho un discipulado, te animo a que lo hagas, el conocimiento de Dios te va a cambiar toda perspectiva de vida que tengas, y veras al Dios que se ha revelado a la humanidad.

Empieza a servir si aun no lo haces, la iglesia tiene siempre vacantes y necesidades donde tus dones y talentos son necesarios. Dios te ha diseñado para que marques una diferencia con tu vida, Dios quiere que contribuyas. Cada vez que servimos a los demás servimos a Dios.

¡Empieza un grupo! Reúne a algunos amigos cristianos de tu trabajo o tu vecindario o de tu iglesia, para estudiar la Biblia juntos mientras cenan o pican algo. Necesitas amigos cristianos. Haz lo que tengas que hacer para construir esas relaciones más allá de las cuatro paredes del local de la iglesia.

Puedes reflexiona sobre esto:

1. Observa y examina tus amistades claves en la vida. ¿Cómo te ayudan tus amigos más cercanos con tus compromisos espirituales?

2. ¿Puedes identificar como las malas amistades hicieron que tú o alguien más tomara malas decisiones en el pasado?

3. ¿Cómo puedes ser un amigo que edifique a otros?

Recuerda, “mientras más braza juntas, mas se aviva el fuego y calor”

1 Comentario

  1. Alexandra

    Me encantó el artículo. Mucha razón en que nuestras amistades más próximas sean cristianos, pues solo con ellos podemos compartir TODAS nuestras dudas, inseguridades o alegrías. Y, lo más bonito de adorar a Dios es hacerlo con nuestros hermanos, sobre todo si son nuestros mejores amigos.
    ¡¡¡Me alegro muchísimo que tu hijo haya aceptado al Señor en su vida!!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jhoan Manosalva

Jhoan Manosalva

Redactor

Jhoan Manosalva, Hijo de Dios, Esposo y padre de dos hijos, Estudiante de SEFOVAN, apasionado por la palabra de Dios y por la cocina. Gálatas 2:20: "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí."

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat